Bilbao- San Sebastián en 6 DÍAS

Escrito por eltrucodelviajeruco 22-03-2018 en viajes. Comentarios (0)

Conocer una ciudad en unos pocos días es casi tarea imposible. Bilbao y San Sebastián no son para nada una excepción. Tienen demasiadas cosas bonitas por ver. Su esencia, su gente, su ambiente y sobre todo sus paisajes. Para profundizar y conocer cada secreto de estas ciudades hace falta mucho tiempo. No obstante, os dejo una guía rápida de las cosas más importantes que ver allí (horarios y precios están debajo de cada día) además de consejos útiles. No hace falta que la sigáis al pie de la letra pero seguro que os sirve de ayuda para vuestro viaje.

DÍA 1

Lo primero de todo es asentarse para tener todo organizado y empezar la aventura. Llegar al hotel, comprar e informarse de la ciudad… ¡Algo clave para rentabilizar el viaje al máximo!

Nosotros nos alojamos en el Hotel Gran Bilbao, un gran acierto en todos los sentidos: amabilidad, buena relación calidad-precio, habitaciones enormes y muy muy cómodas además de poder disfrutar de unas vistas increíbles. Nos hicieron sentir como en casa.

Una vez acomodados fuimos a hacer la compra para desayunos, zumos y algo para picar durante estos días y poder reponer fuerzas. Recomiendo ir a Eroski puesto que suele ser el hipermercado más frecuente por allí.

Con todo esto hecho, fuimos a la oficina de turismo más cercana. En nuestro caso era la que se encontraba en la Plaza Circular. Cogimos la tarjeta de transporte turista (Bilbao Bizcaia Card) por un día con la que puedes usar el transporte público las veces que quieras (metro, tranvía, autobuses y funicular). Hay que decir que aunque la reservamos por internet (algo que recomiendo), se puede también conseguir allí directamente.

Sin perder más tiempo cogimos el metro hasta Areeta para nuestra primera parada: el Puente de Vizcaya que se encuentra en Getxo. Es un puente de metal a 50 metros de altura sobre las que tienes unas vistas de Bilbao espectaculares. Con la entrada puedes subir y estar el tiempo que quieras además de poder cruzar en la barquilla de debajo (ida y vuelta).

1521720501_3.jpg4.jpg

Gracias a ello, cruzamos hasta Portugalete. Hay que decir que es una zona muy en cuesta, por lo que mi consejo es subir hasta arriba en metro y después ir bajando. Comimos allí mismo, en el Bar Rober e hijas. Es un sitio muy sencillito y casero donde se come realmente bien a muy buen precio (menú 9.90).

Por la tarde fuimos por recomendación al funicular de Artxanda, el cual está incluido en la tarjeta de transporte. Cogimos el metro hasta la estación Moyua y, pasando por el puente Zubizuri que merece la pena verlo, llegamos al funicular. Subimos hasta el mirador de Artxanda y hay que decir que no se equivocaban. Desde allí tienes unas vistas impresionantes de todo Bilbao. Al bajar aprovechamos para ver el famoso Guggenheim y sus alrededores, incluyendo a “Puppy” y al Opilión.

Tras esta vuelta, cogimos el tranvía hasta la Plaza Circular y el bus L03 para visitar otro monumento de la ciudad: la Basílica de Nuestra Señora de Begoña. Un consejo muy útil es que os cercioréis previamente de los horarios de misas para que podáis entrar sin ningún problema y que no os pase como a nosotros, que solamente la pudimos ver por fuera.

Para cenar, no hay nada más típico que los pinchos de Bilbao. Esta vez escogimos la Plaza Nueva en la que se encuentran numerosos bares donde podéis disfrutar de una variedad increíble de pinchos. Tras habernos guiado por opiniones y haber probado unos cuantos lugares como Gure-Toki os recomiendo, sin duda, el Café Bar Bilbao. Sus pinchos son espectaculares y a un precio mucho más competitivo (1.95€) que otros de la zona, con especial mención a las tortillas rellenas.

DÍA 2

Puesto que el día anterior estuvimos conociendo la ciudad, hoy toca una ruta para conocer toda la costa de Bilbao. Recorrimos más o menos un círculo para poder abarcar todos los alrededores.

1522055870_1.jpg

Empezamos en el pueblo de Gernika. Nos habría gustado dedicarle un poco más de tiempo porque merece la pena dar una vuelta por sus calles y, por ejemplo, ir al Parque de los pueblos europeos que tenía muy buena pinta. Nosotros visitamos dos sitios obligados si pasas por allí: la Casa de las Juntas (gratis) con una gran significación política y en donde se realizan actualmente plenos de la localidad; y por supuesto el Museo de la Paz donde te ponen en situación (incluyendo simulaciones del día del bombardeo), te cuentan todo lo que pasó en el bombardeo del Gernika y todo lo que eso conllevó (historias de familias, reliquias…). Sin duda algo para no olvidar. Visitar estos dos sitios lleva alrededor de 2 horas y media.

1522055955_2.jpg1522056127_3.jpg

Subiendo hacia la costa visitamos pueblitos pesqueros como Mundaka y Bermeo. Muy recomendable dar una vueltilla por el puerto de cada pueblo.

mundaka.jpg1522056224_5.jpg

Continuando hacia el oeste visitamos el faro de Matxitxako. Un lugar en el que entras en la naturaleza de pleno. Sin gente y donde el camino en coche hasta llegar allí realmente se disfruta si te gusta el paisaje del norte. Eso sí, una vez llegues al faro prepárate para el viento que hace.

1522056320_6.jpg

Siguiendo la ruta, llegamos a una parada imprescindible para los amantes y no tan amantes de Juego de Tronos: el islote de San Juan de Gaztelugatxe. Nosotros aprovechamos para hacer una paradita y comer bocatas por allí. Es importante aclarar que además de ser el famoso lugar de “Rocadragón” también ha sido escenario de piratas, aquelarres y leyendas además de unas vistas con paisajes espectaculares del mar Cantábrico, en cuya cima y tras un ascenso de numerosos escalones se encuentra la ermita de San Juan, patrimonio cultural. Dicen que si pones tu pie en la huella de San Juan te traerá buena suerte.

Existen dos caminos para bajar: el primero es por el que baja y sube la mayoría de la gente y el más empinado; el segundo sin embargo, es un poco más largo aunque con menos pendiente y más conocido por los habitantes de la zona donde su entrada está cortada para coches pero se puede perfectamente pasar andando. En ambos caminos se tarda aproximadamente unas 2 horas entre que bajas y subes a la ermita y recorres el camino de vuelta.

1522056451_7.jpg

Por falta de tiempo no pudimos parar en Bakio aunque recomendamos dar una vueltilla por allí. Lo que sí visitamos fue el pueblo de Plentzia y la playa Muriola (escenario de Juego de Tronos) en Barrika. Siguiendo la ruta también disfrutamos de las vistas de los acantilados de Azkorri, aparcando en el parking del Faro de Punta Galea, y dando una vuelta por allí. Muy recomendable.

8.jpg

Terminando la ruta llegamos al pueblo de Getxo para disfrutar de las vistas (esta vez nocturnas) del puente de Vizcaya.

DÍA 3

Este día está especialmente dedicado para aquellas personas que le gusten los animales y quieran conocer un poco más sobre ellos. Empezamos el día a las 11 de la mañana en el Bird Center situado en Urdaibai. Es un centro de interpretación situado al lado de un humedal fundamental donde aves migratorias que recorren distancias incluso desde Noruega hasta Sudáfrica, aprovechan para descansar y coger fuerzas. Esto permite que durante todo el año existan en el humedal diferentes especies dependiendo de la época.

9.jpg

El centro de interpretación realiza una gran función de conservación, investigación y educación ambiental y te explican muy bien la funcionalidad de los humedales y concretamente el de Urdaibai. La visita finaliza en unos ventanales donde te dejan prismáticos y telescopios para poder ver en directo las diferentes aves que se encuentran en el humedal. Además también posee una torre donde poder ver mejor este panorama natural (la torre está cerrada los martes). La visita dura alrededor de hora y media aunque puedes tomarte el tiempo que necesites.

Continuando el “día animal” y aprovechando su cercanía, visitamos el Refugio de Fauna Salvaje de Basondo. Hay que aclarar que este centro no es un zoológico en sí como pueden pensar algunos. Se trata, como su nombre indica, de un refugio que alberga fauna silvestre amenazada del entorno (corzos, ciervos, gamos, jabalís, ginetas, tejón, rapaces…) y algunas especies que se han extinguido ya en este territorio (lobos, linces o bisontes). Los animales que encontramos allí no se pueden reintroducir de nuevo en la naturaleza por diferentes problemas físicos (alas rotas, cegueras…) y psíquicos (posiblemente producidos por haberlos tenido algún particular). Estos animales sirven como embajadores de su especie ya que tienen un papel clave en la educación ambiental y en la conservación de la naturaleza. Se tarda aproximadamente 2 horas en vistarlo. Aconsejo aparcar en el parking de las cuevas de Santimamiñe, situado al lado.

Tras unos bocatas, continuamos en la zona de Basondo para poder disfrutar del famoso bosque pintado o Bosque de Oma. La ruta para llegar al bosque comienza en el mismo parking y son unos 3 km hasta llegar al bosque. Es una ruta circular en la que comienzas dando una vuelta por el bosque hasta llegar a la zona de los árboles pintados y acabas regresando por pastos y casitas muy típicas del norte. Una vez llegas al bosque pintado hay triángulos en el suelo que si te posicionas en ellos podrás conseguir una perspectiva perfecta para ver la figura que dibujan los árboles pintados. Es recomendable realizarla en ese sentido y no en el contrario por la pendiente de las cuestas, ya que al revés es un poco más complicada. También es aconsejable tener en cuenta las horas de luz y la hora a la que va a anochecer.

10.jpg11.jpg12.jpg

Para terminar nuestro día salvaje regresamos a Bilbao donde probamos otra zona típica de pinchos vascos, la calle Licenciado Pozas. Para llegar hasta allí cogimos el tranvía (dado que ya no nos servía la tarjeta turista nos costó 1.50€) hasta San Mamés. Aprovechamos para ver el estadio por la noche y recorrimos la calle que se encuentra justo al lado. Tras haber probado unos cuantos bares como el Bar Ona mis dos favoritos por precio y calidad de los pinchos son Pozas 46 (1€ por pincho) y el Huevo Berria (2€ por pincho).

DÍA 4

Este día lo comenzamos a las 10 de la mañana en las Cuevas de Santimamiñe, situado nuevamente en Basondo. Recomiendo ir a poder ser los jueves dado que es gratis (el resto de días el precio es de 5€). Estas cuevas albergan desde pinturas rupestres de nuestros antepasados hasta restos de época romana. Su historia es realmente interesante ya que esta cueva ha tenido diferentes usos a lo largo de los siglos. Debido al estado y deterioro de la cueva en los últimos 40 años, se optó por dejar únicamente los primeros 20 m para el público. No obstante han conseguido no perder ni un solo detalle en la visita. La primera parte consiste en recorrer esos 20 m y te cuentan toda su historia, puedes apreciar las huellas del pasado y el deterioro sufrido. Entenderás por qué se tuvo que cerrar. En la segunda parte de la visita realizáis un viaje virtual 3D con una precisión muy real a través de todas las galerías de las cuevas. La visita dura 1h 30’ y sin ninguna duda tengo que felicitar a nuestra guía ya que nos hizo ver por qué visitar estas cuevas se convierte en algo obligado si pasas por allí. Si vais en verano recomiendo reservar con antelación.

Tras este viaje en el tiempo pusimos rumbo a San Sebastián, pasando por diferentes pueblos. El primero es Lequeitio, famoso entre otras cosas, por la isla de San Nicolás que tiene en frente de la playa, a la cual se puede acceder cuando la marea es baja (recomiendo mirar el estado de las mareas ya que si sube te puedes quedar atrapado en la isla). Otra cosa a destacar de este pueblo, aunque no nos dio tiempo a verla, es la Basílica de la Asunción.

14.jpg15.jpg

Una vez terminamos de comer llegamos a la siguiente parada, el pueblo de Zumaia. Es un pueblo de cine ya que en él se encuentra la ermita de San Telmo que aparece en la película “8 apellidos vascos” y justo al lado los acantilados que nuevamente aparecen en Juego de Tronos. Para este pueblo y sobre todo en verano recomiendo investigar un poco sobre las zonas para aparcar, ya que las zonas blancas son únicamente para residentes (en invierno esta restricción no ocurre).

16.jpg17.jpg

La siguiente parada es el pueblo de Zarautz. Su playa es impresionante y una zona muy demandada para los amantes del surf. Además en el paseo marítimo se encuentra el restaurante de Karlos Arguiñano.

La última parada de este día es San Sebastián. Es importante explicar que por el centro es imposible aparcar de manera gratuita puesto que todo son diferentes zonas de pago (azul, azul-verde, azul- rojo y azul-arena). La única manera de aparcar en el centro es en un parking. Si sois como nosotros y no os importa andar un poco os recomiendo salir del centro para aparcar. El Paseo Pío Baroja se encuentra a 15-20 minutos andando y allí se puede aparcar sin ningún tipo de problema.

Para San Sebastián elegimos alojarnos en el Hotel Silken Amara Plaza, el cual se encuentra pegado a la ría.

DÍA 5

Antes de empezar quería aclarar que en San Sebastián, al igual que en Bilbao, también existen tarjetas turísticas de transporte pero en nuestro caso no las utilizamos.

Para comenzar el día fuimos al Aquarium de San Sebastián. Los horarios varían en función de la época del año así que os dejo la página para que le echéis un ojo. Una cosa que me habría gustado saber antes de ir es que este lugar se divide en dos partes: una parte naval y el acuario en sí. Ambas partes son interesantes pero me quedo sin duda con el acuario donde puedes ver diferentes especies del mar cantábrico y otras como el tiburón toro. Puedes atravesar un túnel enorme donde conviven diferentes especies e incluso hay una parte táctil en la que puedes tocar algunos individuos (siempre con respeto). La parte naval es ideal para aquellas personas que les gusten las maquetas, no obstante teniendo el museo naval al lado creo que esta parte sobra en el Aquarium.

Atravesamos la playa de la Concha dando un paseo para llegar a la otra zona. Os recomiendo coger el Funicular del Monte Igueldo. En la cima puedes disfrutar de unas impresionantes vistas además de haber una especie de parque de atracciones en las que pagas por cada atracción que montas. En nuestro caso estaba cerrado por remodelación pero volveremos.

Para comer fuimos al Bar Campus Ondarreta, donde comes perfectamente con un par de raciones a muy buen precio.

Por la tarde debido al mal tiempo optamos por descansar en el hotel, aunque recomiendo si tenéis la suerte de que esté despejado, ir al Palacio de Miramar donde se pueden ver unos atardeceres de película.

Algo indispensable si vais a San Sebastián es, por supuesto, dar una vuelta por el casco antiguo. Tiene muy buen ambiente y cómo no, unos pinchos impresionantes. Después de haber estado en varios sitios mis recomendaciones son el Bar Batzan y Bar Aralar (pinchos de 2, 2.5 y 3€ en ambos). Para finalizar el día y bajar los pinchos recomiendo un paseo nocturno por la orilla de la playa de la Concha.

1522058632_ss3.jpgss4.jpg


DÍA 6

Bien es cierto que los finales no gustan a nadie, así que para finalizar el viaje pusimos rumbo a las Cuevas de Zugarramurdi antes de volver para hacerlo más ameno. Este pueblo os sonará por ser el pueblo de las brujas además de haberse grabado la película "Las brujas de Zugarramurdi". El precio de la entrada son 4.50€ al igual que el precio para el museo, aunque si cogéis las dos cosas os hacen 1€ de descuento. En nuestro caso optamos solamente por visitar las cuevas. En ellas además de contarte su historia y por qué tienen esa fama, disfrutas de un paseo por unas cuevas que son realmente impresionantes por su tamaño y belleza natural.

Para comer elegimos el Bar Restaurante Azketa que se encuentra cerca de las cuevas. El menú son 16,50 € (con IVA incluido) pero tengo que deciros que ya podéis ir con hambre porque acabaréis a reventar de la cantidad de comida que ponen y lo rica que está. Son 16,50 € muy bien aprovechados.

Espero que disfrutéis del viaje tanto o más que nosotros. Desde luego estas dos ciudades os lo van a poner muy fácil.

¿Tenéis algún lugar secreto por allí?¿Algún sitio que queráis compartir?¿Queréis más información o más lugares que queráis conocer? No dudéis en ponerlo por aquí que os ayudaré lo antes posible.

¡QUE TENGÁIS UNA SEMANA SANTA PRECIOSA VIAJERUCOS!