El Truco Del Viajeruco

Trucos de bolsillo para viajeros

Información útil, consejos y guías para poder aprovechar cada segundo de tu viaje y ayudarte a que saques el máximo partido a cada ciudad que visites.

TENERIFE EN 1 SEMANA

Escrito por eltrucodelviajeruco 06-06-2018 en viajes. Comentarios (0)

Antes de nada, pediros perdón por la escasa recomendación gastronómica pero fue un viaje de hace mucho tiempo y no pudimos apuntar todo lo que nos habría gustado. También deciros que os recomendamos ir con varias cosas cogidas antes del viaje y con antelación como el twin-ticket (día 2), autorizaciones para el Parque Rural de Anaga o el pase para poder llegar hasta la punta del Teide, ya que lleva una cola de meses. Además tenéis que estar preparados para adaptar vuestro planing porque no siempre se puede subir al Teide por condiciones climatológicas.

Si sois como nosotros y buscáis bien las ofertas podréis encontrar muy buenos precios. En nuestro caso cogimos un pack de LogiTravel (vuelo+hotel) que nos salió muy económico. Este pack, junto con el coche que cogimos por nuestra cuenta no superó los 300€ por persona.

Al margen de todo eso, Tenerife es un paraíso que tenemos muy cerca y si sabes aprovechar bien los días (ya que tiene mucho por ver), recordarás este viaje como uno de los más completos, más bonitos y más especiales. Tal y como nos pasa a nosotros.

Os dejamos toda la información que os puede ser útil y los enlaces de cada sitio al final de cada día.

Por supuesto que nos hemos quedado con las ganas de volver y seguir viendo cosas que nos quedaron pendientes. Pero creemos que no se puede aprovechar mejor una semana allí. Esperamos que os sirva de guía y lo más importante, que os guste y que lo disfrutéis.

DÍA 1

Tras el madrugón para coger el avión llegamos a Tenerife sobre las 10h. Una vez allí, lo primero es conseguir un coche para recorrer cada rinconcito de la isla. Nuestra elección fue Cicar. Para nosotros es la mejor compañía, quizás no la más barata, pero son muy claros y transparentes porque pagas únicamente por lo que contratas. Te da una seguridad de la que en otras compañías no disfrutas.  En nuestro caso cogimos un Opel Corsa que nos costó con todos los gastos, incluyendo el seguro a todo riesgo, 110€ la semana. Sin añadidos posteriores.

Atravesamos la isla para llegar a nuestro apartamento que se encuentra en la zona de Los Gigantes. Nos alojamos en  Vigilia Park. Son unos apartamentos que están reformando y tuvimos la suerte de tener uno totalmente nuevo. Perfectos para desconectar, buena relación calidad-precio, con un personal muy amable y siempre dispuesto a ayudarte. Incluso cuando abandonamos la habitación nos dejaron disfrutar de sus instalaciones como el jacuzzi desde el que tenéis unas vistas de Los Gigantes envidiables. La única pega (por poner alguna) es que esa zona es donde se alojan la mayoría de turistas extranjeros.

Aprovechamos como siempre para hacer la compra y tener provisiones para toda la semana. Al tener apartamento también compramos algunos alimentos para hacer comidas rápidas. Después llevamos todo a casa e hicimos la comida. También aprovechamos para descansar del viaje.

Por la tarde nos quedamos por la zona. Primero fuimos al Charco de Isla Cangrejo, muy próximo al apartamento. Es una pequeña calita con una piscina directamente en el mar.

1.jpg

El segundo bañito nos lo dimos en la Playa de los Guíos. Famosa por sus vistas a Los Gigantes.

Tras estos momentos de relax, fuimos al Faro de la Punta de Teno para ver atardecer. Se encuentra en el noroeste de la isla en el Parque rural de Teno. Un paraje natural de difícil acceso con acantilados, mar y unas vistas que se te quedan grabadas en la retina para siempre. Para asegurar su conservación, tiene unos horarios de acceso restringidos en los cuales solo pueden pasar vehículos autorizados, residentes… No obstante fuera de ese horario podéis visitarlo con normalidad.

  • Cicar: https://www.cicar.com/ES
  • Apartamentos Vigilia Park: https://www.vigiliapark.com/
  • Faro Punta de Teno: S, D y festivos acceso restringido de 10 a 17h excepto a guaguas, vehículos autorizados, empresas de turismo activo, vehículos que lleven el distintivo de persona con movilidad reducida, taxis y bicicletas. Línea de autobús 369 los fines de semana (1€ por trayecto) dentro de ese horario.

DÍA 2

Si os gustan los parques acuáticos tenéis que visitar Siam Park, situado en la costa Adeje. Su fama de ser el mejor parque acuático del mundo se la ha ganado a pulso. Os recomendamos, si podéis, ir entre semana para que haya menos gente y tengáis que esperar menos cola. Nosotros cogimos la entrada twin ticket que por 60€ te incluye la entrada al Siam Park y al Loroparque en un plazo de 15 días desde que entras al primer parque. Sabemos que quizá es mucho dinero pero pensamos que es una oportunidad única de poder visitar los dos mejores parques del mundo, cada uno en su ámbito.


Siam Park está ambientado en la arquitectura japonesa. Cuenta con innumerables atracciones de todo tipo. Existen atracciones donde sueltas toda la adrenalina posible como el Dragón o la Tower of Power que consiste en un tobogán enorme en el que acabas pasando por una piscina de tiburones. También cuentas con atracciones más calmadas como por ejemplo Mai Thai River, un río lento en el que vas con tu flotador atravesando el parque, incluida esa piscina de tiburones. También cuenta con una playa artificial, capaz de crear olas gigantes. Incluso cuenta con cosas como leones marinos o un mercado flotante. Todo esto es una pequeña muestra de todo lo que tenéis que ver y que os va a hacer disfrutar de este parque como niños pequeños.

Para ahorrarnos el dinero que pueda costar la comida dentro, optamos por unos bocatas que nos comimos al salir del parque. También recomendamos ir en escarpines en vez de chanclas para llevar siempre los pies protegidos del sol, hongos o cualquier otra cosa.

Al salir de Siam Park decidimos visitar algunas playas cercanas como por ejemplo la playa de los Cristianos o la playa de las Américas. Son de las pocas playas de la isla con arena blanca.

  • Siam Park: http://www.siampark.net/
    • Horario: L-D Mayo-Octubre de 10 a 18h; Noviembre-Abril 10 a 17h
    • Precio: Twin ticket (Siam Park + Loro Parque) 60€

DÍA 3

Este día teníamos pensado subir al Teide pero, como hemos explicado antes, no siempre se puede por la climatología. Por este motivo, optamos por visitar el Parque etnográfico Pirámides de Güímar, situadas en el sureste de la isla. Son unas pirámides claves para la hipótesis de la existencia de civilizaciones antiguas, ya que siguen un patrón similar a otras civilizaciones antiguas del Viejo y Nuevo Mundo. De hecho se cree que estas pirámides tenían la misma utilidad como es la adoración del sol. Además de estas hipótesis, te cuentan la historia de la isla y puedes disfrutar de un jardín botánico que se encuentra allí mismo.

Al salir fuimos a comer a un restaurante del que es imposible no acordarse. Se trata de Tasca Rincón de Tara. Un trato muy cercano, comida casera y exquisita son lo que hacen de este sitio algo especial. Muy recomendable.

Después de comer fuimos a relajarnos a la playa de Montaña Roja que se encuentra bastante cerca. Una playa muy tranquila e increíblemente bonita ya que justo al lado se encuentra el volcán de Montaña Roja que con 171 metros es el resultado de una erupción litoral y que sin duda merece la pena ver. Además al ser un espacio protegido podrás ver fauna poco común como el chorlitejo patinegro.

También nos pillaba de camino la Montaña Amarilla, otro paraje natural de la isla. Tiene las aguas muy cristalinas y es uno de los sitios preferidos para hacer snorkel.

DÍA 4

¿Os gusta Jurassic Park? Hoy es un día especialmente dedicado a las personas que les guste esa época. ¿Por qué? Ese día fuimos al noreste de la isla. Es impresionante cómo cambia el paisaje en cuestión de 10 minutos allí. Fuimos a visitar el Parque Rural de Anaga. Debido al microclima y al laurisilva hace que esa zona sea la recreación perfecta de la era Mesozoica, toda la vegetación es exactamente igual que en la época de los dinosaurios. Nosotros realizamos una ruta circular por el Pijarral de unas 4 horas y de dificultad media. Para poder realizarla y para poder asegurar la conservación de este lugar tendréis que conseguir un permiso gratuito antes de ir (os lo dejamos abajo). Recomendamos que en el momento de llegar al mirador (donde aprovechamos para comer) estéis bien seguros de por dónde sigue la ruta, ya que nosotros no nos fijamos bien y nos salimos sin querer de la ruta, acabando en Chamorga, un pueblo cercano y sinceramente muy muy bonito entre tanta naturaleza. Gracias a un minibús turístico y a su gente realmente amable conseguimos regresar a donde habíamos dejado el coche en un principio.

Tras esta aventura nos fuimos a relajarnos en la playa de las Teresitas. Otra de las playas con arena blanca y una de las más famosas de la isla. En nuestra opinión, es la típica playa hecha para el turismo aunque está bien. Después cambiamos de lugar y fuimos a otra playa justo al lado y mucho menos conocida. La playa de las Gaviotas es una de las mejores playas de la isla, sin duda. Es de arena negra, con unas olas espectaculares, ideales para jugar un poco en el agua. Además tiene el típico chiringuito pequeñito donde te puedes tomar unas cervecitas mientras disfrutas de esta maravillosa playa. Fue todo un descubrimiento y la recomendamos muchísimo.

Las dos playas están separadas por una pequeña montaña. A la vuelta nos paramos allí, ya que era un mirador desde donde ves la playa de las Teresitas y los pueblos de alrededor.

Para terminar el día, fuimos a cenar a Santa Cruz de Tenerife. Paseamos por la Plaza de España, el auditorio de Tenerife o por el paseo marítimo. En este caso nos decidimos para cenar en el Restaurante Bodeguita Canaria. Aunque esté justo al lado de las vías del tranvía se come muy bien y no es caro, además de que los camareros son muy cercanos.

DÍA 5

Decidimos que sería el día ideal para subir al Teide. Para empezar hicimos la ruta de los miradores. Puedes empezar desde la parte sur de la isla o desde la parte norte ya que el pico se encuentra justo a la mitad. Nosotros optamos por la primera opción porque nos pillaba más a mano. De nuevo el paisaje cambia en cuestión de minutos y pronto te ves inmerso en un paisaje de otro planeta, lleno de roca volcánica y viendo perfectamente la forma de la lava de hace miles de años. Os quedaréis sin palabras. Este día tampoco nos dejaron subir a la cima debido a condiciones climatológicas. No obstante, visitamos el centro de visitantes El Portillo. Este centro se encuentra dentro de la ruta de los miradores y te explica todo el proceso de formación de la isla, la historia del Teide y muchísimas curiosidades de esa zona. Recomendamos ir antes de subir al pico para poder apreciarlo mejor. Al no poder subir, seguimos la ruta de los miradores dirección norte.

Bajando dirección La Orotava fuimos a visitar el centro de visitantes Telesforo Bravo. En este centro a parte de la historia geográfica de la isla te enseñan toda la historia, los exploradores y la gente que ha vivido allí. Muy bien ambientado.

Muy cerquita de allí también visitamos el Jardín de Aclimatación de La Orotava. Al ser estudiantes la entrada es gratuita. Es un jardín botánico que reúne un catálogo de plantas interminable y que probablemente muchos no habréis visto por ser muchas de entornos tropicales.

Dimos una vuelta por La Orotava que, a pesar de estar totalmente en cuesta, es un pueblo que merece la pena ver.

Ya de vuelta a casa pasamos por Icod de los Vinos para ver el Drago Milenario. Realmente desde fuera del recinto se ve perfectamente así que nuestra recomendación es que no hace falta entrar. Aunque siempre depende de la opinión de cada persona. También pasamos por Garachico para ver sus piscinas naturales. Ese día no hacía muy bueno así que no nos bañamos (hubo gente que sí). Sin embargo, nos tomamos un refresco en un bar cercano desde que el que se veía el mar y las piscinas.

DÍA 6

Este día comienza muy temprano y en un lugar muy cercano a donde nos alojábamos. Realizamos la ruta del Barranco del Infierno, situado en la costa Adeje. Es necesario reservar con antelación, ya que para su óptima conservación el paso está limitado a 300 personas al día. Esta zona es uno de los 3 vértices desde los que se formó la isla y por tanto una de las zonas más antiguas. Recomendamos comenzar la ruta a primera hora (8-9 h) ya que a medida que va avanzando el día va aumentando la temperatura y a las 12 en verano hace bastante calor para hacer la ruta en nuestra opinión. El sendero consiste en un paseo de dificultad media-baja de unos 6,5 km por el que puedes ver gran cantidad de flora (tabaiba, dragos, jazmines silvestres…) y fauna (búho chico, aguililla, gavilán…). Recomendamos calzado y ropa cómoda y agua para hidratarse. La ruta sigue un camino pastoril al ras del barranco hasta tal punto que llegáis a estar en un sendero entre dos barrancos de 60 metros de altura a ambos lados. De hecho, es imprescindible ir con casco durante todo el trayecto que te facilitan allí. El camino finaliza en una cascada de 200 m de altitud y simplemente preciosa. Esta ruta es muy recomendable, sobre todo si os gusta hacer senderismo y disfrutar de la naturaleza.

Una vez finalizada intentamos subir de nuevo al Teide pero tampoco tuvimos posibilidad. Por esto, optamos por volver al apartamento a comer, descansar y relajarnos.

Por la tarde decidimos ir a la playa De La Arena. Pudimos hacer un poquito de snorkel ya que había muchos peces, aunque es verdad que hay muchísimos sitios mejor para hacerlo sin olas y sin tanta gente. Eso sí, la playa es genial para relajarse ya sea en familia, con amigos o simplemente uno mismo. También fuimos a la cueva la Vaca que se encuentra al lado. Para llegar hasta allí es necesario rodear las casas de tu izquierda pero el lugar merece la pena, sin duda.

DÍA 7

No podíamos irnos de la isla sin antes visitar uno de sus iconos más famosos: El Loro parque. Está situado en el Puerto de la Cruz (en la costa norte de la isla). Este zoológico está considerado el mejor de Europa y la clave para su éxito es la prioridad del bienestar animal por encima del beneficio económico. Desde el momento que pones un pie en sus instalaciones te hacen ver el problema que está sufriendo la naturaleza, la degradación constante del hábitat de muchas especies en peligro y qué podemos hacer para solucionarlo. Tratan a los animales como embajadores de su especie para hacer llegar este mensaje a la población mundial en vez de tratarlos como parte del show. Esto hace que mediante un respeto y un amor hacia los animales, éstos tengan una vida óptima, buena salud y buenos enriquecimientos que aseguran su bienestar en todos los sentidos. Te llevas la sensación de que no es un zoológico normal, de hecho es uno de los que más se asemejan realmente a la idea de zoológico moderno. Gran parte de su recaudación va dirigida a la Fundación Loroparque, la cual ha salvado de la extinción a varias especies de loros y ha conseguido grandes avances en investigación clave para la conservación de animales en libertad y cautividad.

Así pues, mediante la educación ambiental, la investigación, el éxito de la reproducción en cautividad manteniendo la diversidad genética de especies en peligro y la conservación este zoológico ha conseguido grandes avances para la recuperación del mundo animal.

Te podrás encontrar innumerables especies de loros, orcas, delfines, leones marinos, tigres, leones, panteras, gorilas, titís, pandas rojos y muchos más. Si tenéis que visitar un zoológico es uno de los pocos que, sin duda, merece la pena.

Tras esta visita decidimos relajarnos en alguna playa cercana. Para ello tenéis algunas posibilidades como playa Jardín o playa María Jiménez. En nuestro caso fuimos un pelín más lejos por recomendación de un amigo. Y no se equivocaba. Fuimos a la playa del bollullo. Situada al borde de un acantilado, presenta una superficie de arena negra que se mezcla con las formaciones volcánicas adentrándose en el mar. Si no os gustan las playas turísticas típicas llenas de gente os recomendamos esta sin lugar a dudas. Es una de estas playas que se te quedan grabadas, inmensas, sin gente, solo con el sonido del mar. La única precaución son las olas ya que suele haber bastante oleaje y en ocasiones puede ser peligroso.

Por la noche fuimos al Puerto de la Cruz. Cenamos por la zona y paseamos por el paseo marítimo. Está lleno de ambiente, de gente amable y es realmente bonito. No nos dio tiempo a entrar en los lagos Martiánez, un complejo de ocio con un lago central, piscinas y jardines ambientado todo en piedra volcánica. No podíamos perder un día entero en eso y nos quedamos con las ganas, pero no por ello no os recomendamos ir. Las críticas son muy buenas y si vas con niños es ideal para pasar un día relajado.

DÍA 8

Último día de este paraíso. Pero no por ello hay que tener caras largas. Nosotros aprovechamos hasta el último minuto. De hecho, fue cuando conseguimos finalmente subir al Teide. Fuimos directamente al teleférico que te sube al pico, con las entradas ya compradas anteriormente. Si no tienes el permiso para subir hasta la cima solo puedes estar 1 hora en la que te dan como opción dos rutas a seguir (por eso recomendamos que lo saquéis con meses de antelación). No te da tiempo a recorrer las dos rutas en ese tiempo así que hicimos un poco de cada una. Las vistas allí arriba son impresionantes y es algo que tienes que ver al menos una vez en la vida. Hay que tener cuidado por si tienes mal de altura ya que el nivel de oxígeno allí es menos y se nota.

Al bajar fuimos al mirador cercano de nuestro apartamento para grabar el recuerdo de Los Gigantes ya que nos pillaba de camino. Fuimos al apartamento a recoger todo. Una vez dejada la habitación comimos el menú que te ofrecen en los apartamentos y subimos a disfrutar del jacuzzi que se encuentra en la zona de arriba mientras teníamos como panorámica a Los Gigantes.

Por último fuimos al aeropuerto del Sur con un poco de antelación para dejar el coche (con Cicar no hace falta que lo dejes en el mismo sito de donde lo cogiste). Cogimos el avión con un montón de sitios nuevos conocidos, con las pilas cargadas y la sensación de no haber perdido ni un solo segundo de este maravilloso paraíso.


VALLE DEL TIÉTAR EN 3 DÍAS

Escrito por eltrucodelviajeruco 03-05-2018 en viajes. Comentarios (0)

Este viaje es ideal para desconectar de las ciudades y reconectar con uno mismo. El valle del Tiétar se encuentra en la parte sur de la Sierra de Gredos. Su localización geográfica hace que tenga un clima idóneo para que crezca todo tipo de vegetación, creando paisajes alucinantes y más ahora en primavera. Zona de pueblecitos rurales, historia y natrualeza.

Como decimos siempre, no se puede conocer un sitio al completo en 3 días pero pensamos que para los que tenéis la idea de visitarlo, este post os puede ser de gran ayuda.

Horarios, precio y páginas web de los sitios visitados, al final de cada día.

DÍA 1

Llegamos sobre las 10.00h al hostal donde nos alojamos. El Hostal el Cerro está situado en el pueblo Pedro Bernardo, justo al lado de un mirador desde donde se contempla el pueblo completo. Hay que decir que este hostal nos sorprendió para muy bien. Si vas con la idea de hotel rural y antiguo estás equivocado. La habitación cuenta con una tecnología avanzada y está en un sitio privilegiado. Además, todas las habitaciones cuentan con una terracita en la que merece la pena pasarse allí un buen rato para disfrutar de las vistas. También cuenta con un spa que nos quedamos con ganas de probar porque creemos que la cristalera da a las vistas de todo el valle. Creemos que si váis por allí es el mejor sitio para alojarse, sin ninguna duda muy recomendable.

Pedro Bernardo

Una vez asentados, fuimos a San Esteban del Valle. Es el típico pueblo rural en el que es muy bonito pasear y disfrutar de la tranquilidad, el ambiente y la esencia de estos pueblos. Nosotros dimos una vuelta en la que vimos la Parroquia de San Esteban Protomartir (S XV y XVI).

También visitamos el Pilón, el Ayuntamiento del pueblo y la ermita de San Pedro Bautista. Antes de irnos, aprovechamos para hacer la compra para embutido, snacks, zumos y pan. Fuimos a Autoservicio Maricarmen (el pan es casero y el embutido delicioso).

El siguiente pueblo que visitamos fue Las Cuevas del Valle. Nuestra idea inicial era realizar una ruta por la calzada romana, pero no conseguimos encontrarla además de que empezó a granizar. Recomendamos informaros bien de su recorrido antes de ir. No obstante, aquí os dejamos otra ruta por si lo preferís.

Por la tarde visitamos dos pueblos pequeñitos, el Hornillo y el Arenal. Nosotros nos paramos más en el segundo para poder visitar el Charco de Najarro, Puente Najarro y el Charco de las Culebras. Una pena no haber tenido más tiempo para poder disfrutarlo al máximo.

El HornilloEl Arenal

Tras esta parada, nos dirijimos a Mombeltrán para poder visitar su castillo. Es uno de los pocos que, sin ser restaurado, se encuentra en muy buen estado de conservación. Es una visita que recomendamos si quieres conocer más sobre la historia del valle y la historia del castillo. El guía hizo la visita inolvidable. Muy recomendable.

Para finalizar el día pusimos rumbo a Arenas de San Pedro. Dado que lo visitaríamos al día siguiente, optamos por recorrer sus calles y tomar unas cervezas en La Corredera. Un acierto en todos los sentidos. Se trata de una cervecería con muchísima variedad y a muy buen precio. En nuestro caso tomamos dos franciskaner rubia importada de medio litro cada una y además nos pusieron un pincho de tortilla riquísimo (7€ en total).

También cenamos por allí en el bar Chiquito. En nuestra opinión no acertamos tanto esta vez. La comida estaba bien aunque no destacaba en nada.

DÍA 2

Comenzamos el día yendo a las Cuevas del Águila. Una visita obligada de esa zona. Las cuevas tienen una profundidad de 50m y un recorrido de 1km. Filtraciones de agua de lluvia durante millones de años han creado este espacio lleno de estalagtitas, estalagmitas, coladas y caliza de distintos colores. Una maravilla que tenéis que ver.

Tras las cuevas, fuimos de nuevo a Arenas de San Pedro para visitar el Castillo Don Álvaro de Luna. Este castillo sí que está restaurado para poder interpretar la estructura de la época. La visita es muy amena y se hace muy cortita. Está especialmente dirigida hacia niños, ya que en la propia visita les nombran caballeros y princesas del castillo.

Aprovechamos para dar una vuelta por el paseo fluvial de Arenas, justo al lado del Castillo se encuentra el río donde puedes recorrerlo durante un tramo determinado. Aprovechamos para comer por aquí mientras disfrutábamos del río.

Por la tarde visitamos Guisando, un pueblecito que se encuentra muy cerca de Arenas y que fue todo un descubrimiento. Llegamos hasta El Nogal del Barranco, es el comienzo de una ruta que te lleva hasta la cima de la montaña y donde puedes contemplar vistas espectaculares. En nuestro caso no la pudimos hacer por falta de tiempo, pero sí que aprovechamos para dar una vuelta por allí. Muy recomendable. Al bajar, pasamos por el Charco Verde que se encuentra de camino. Esta zona debe llenarse en verano ya que te puedes bañar mientras estas en plena sierra. Guisando nos habría gustado verlo con más detenimiento así que os recomendamos que disfrutéis de al menos un día por aquí.

Esta tarde también tiene mención especial La Casa de las Abejas (Poyales del Hoyo). Fuimos con la idea de visitar un museo más, pero nada más lejos de la realidad. Es una charla divulgativa de un apicultor que ha tratado toda la vida con abejas. Tras 1.30h aprendes muchísimo sobre ellas, su estilo de vida, su estructuración e incluso acabas admirándolas por lo que son capaces de conseguir. Te hace ver que son el pilar fundamental de la vida, ya que sin ellas no se podría desarrollar la polinización, afectando a cada uno de los seres vivos del planeta. Sin duda es algo que creemos que tendría que escuchar todo el mundo, para poder conocerlas y saber valorarlas. La charla se desarrolla al lado de un panal (acristalado) y donde vas viendo videos y muestras de cómo se recolecta la miel, herramientas, panales artificales, restos de panales…. Al finalizar la charla te dan un tentepié con miel para acabar con muy buen sabor de boca.

Visitamos otro de los pueblos típicos del Valle, Lanzahíta. Dimos una vuelta por la ermita de la Virgen del Prado y el puente románico que se encuentra justo al lado.

Para cenar regresamos a Pedro Bernardo y fuimos a La Pizzería de Segovia. Es un local donde te hacen las pizzas caseras (incluyendo la masa) a muy buen precio (6€ pizza pequeña). Aunque puedan parecerte pequeñas os aseguramos que, al ser tan consistentes, no te quedarás con hambre. Estaban deliciosas y volveremos por alli sin dudarlo.

DÍA 3

Comenzamos el día en el Parque Megalítico La Guaña. Es un lugar curioso al que puedes dedicar 5 minutillos si pasas de camino. La entrada es gratuita y tiene estructuras de todo tipo.

Tras ello, fuimos al Castro celta de El Raso. A diferencia de los castros típicos gallegos, estos son cuadrangulares por estar influenciados con la cultura romana. Este castro tiene unas vistas privilegiadas y recomendamos totalmente visitarlo.  El acceso es libre y gratuito aunque si tenéis suerte como nosotros, conseguimos llegar a una visita guiada en la que te adentrarás de pleno en la vida de este poblado.

Tras finalizar esta visita y aprovechando las vistas de todo el valle y la sierra de Gredos, aprovechamos para comer unos bocadillos por allí. Seguramente se pueda hacer alguna rutilla aunque nosotros no nos informamos.

Finalizamos el viaje visitando Candeleda y el pantano de Rosarito. Disfrutamos de un montón de aves que habitan por allí entre los que destacamos el abejaruco o el  aguilucho lagunero.

Esperamos que si estáis pensando visitar esa zona, todas estas indicaciones os sirvan de ayuda. ¿Queréis más información sobre algún sitio concreto? ¿Creéis que hay algún sitio que la gente no puede perderse por esa zona? Dejarlo por comentarios que os responderemos lo antes posible.


Bilbao- San Sebastián en 6 DÍAS

Escrito por eltrucodelviajeruco 22-03-2018 en viajes. Comentarios (0)

Conocer una ciudad en unos pocos días es casi tarea imposible. Bilbao y San Sebastián no son para nada una excepción. Tienen demasiadas cosas bonitas por ver. Su esencia, su gente, su ambiente y sobre todo sus paisajes. Para profundizar y conocer cada secreto de estas ciudades hace falta mucho tiempo. No obstante, os dejo una guía rápida de las cosas más importantes que ver allí (horarios y precios están debajo de cada día) además de consejos útiles. No hace falta que la sigáis al pie de la letra pero seguro que os sirve de ayuda para vuestro viaje.

DÍA 1

Lo primero de todo es asentarse para tener todo organizado y empezar la aventura. Llegar al hotel, comprar e informarse de la ciudad… ¡Algo clave para rentabilizar el viaje al máximo!

Nosotros nos alojamos en el Hotel Gran Bilbao, un gran acierto en todos los sentidos: amabilidad, buena relación calidad-precio, habitaciones enormes y muy muy cómodas además de poder disfrutar de unas vistas increíbles. Nos hicieron sentir como en casa.

Una vez acomodados fuimos a hacer la compra para desayunos, zumos y algo para picar durante estos días y poder reponer fuerzas. Recomiendo ir a Eroski puesto que suele ser el hipermercado más frecuente por allí.

Con todo esto hecho, fuimos a la oficina de turismo más cercana. En nuestro caso era la que se encontraba en la Plaza Circular. Cogimos la tarjeta de transporte turista (Bilbao Bizcaia Card) por un día con la que puedes usar el transporte público las veces que quieras (metro, tranvía, autobuses y funicular). Hay que decir que aunque la reservamos por internet (algo que recomiendo), se puede también conseguir allí directamente.

Sin perder más tiempo cogimos el metro hasta Areeta para nuestra primera parada: el Puente de Vizcaya que se encuentra en Getxo. Es un puente de metal a 50 metros de altura sobre las que tienes unas vistas de Bilbao espectaculares. Con la entrada puedes subir y estar el tiempo que quieras además de poder cruzar en la barquilla de debajo (ida y vuelta).

1521720501_3.jpg4.jpg

Gracias a ello, cruzamos hasta Portugalete. Hay que decir que es una zona muy en cuesta, por lo que mi consejo es subir hasta arriba en metro y después ir bajando. Comimos allí mismo, en el Bar Rober e hijas. Es un sitio muy sencillito y casero donde se come realmente bien a muy buen precio (menú 9.90).

Por la tarde fuimos por recomendación al funicular de Artxanda, el cual está incluido en la tarjeta de transporte. Cogimos el metro hasta la estación Moyua y, pasando por el puente Zubizuri que merece la pena verlo, llegamos al funicular. Subimos hasta el mirador de Artxanda y hay que decir que no se equivocaban. Desde allí tienes unas vistas impresionantes de todo Bilbao. Al bajar aprovechamos para ver el famoso Guggenheim y sus alrededores, incluyendo a “Puppy” y al Opilión.

Tras esta vuelta, cogimos el tranvía hasta la Plaza Circular y el bus L03 para visitar otro monumento de la ciudad: la Basílica de Nuestra Señora de Begoña. Un consejo muy útil es que os cercioréis previamente de los horarios de misas para que podáis entrar sin ningún problema y que no os pase como a nosotros, que solamente la pudimos ver por fuera.

Para cenar, no hay nada más típico que los pinchos de Bilbao. Esta vez escogimos la Plaza Nueva en la que se encuentran numerosos bares donde podéis disfrutar de una variedad increíble de pinchos. Tras habernos guiado por opiniones y haber probado unos cuantos lugares como Gure-Toki os recomiendo, sin duda, el Café Bar Bilbao. Sus pinchos son espectaculares y a un precio mucho más competitivo (1.95€) que otros de la zona, con especial mención a las tortillas rellenas.

DÍA 2

Puesto que el día anterior estuvimos conociendo la ciudad, hoy toca una ruta para conocer toda la costa de Bilbao. Recorrimos más o menos un círculo para poder abarcar todos los alrededores.

1522055870_1.jpg

Empezamos en el pueblo de Gernika. Nos habría gustado dedicarle un poco más de tiempo porque merece la pena dar una vuelta por sus calles y, por ejemplo, ir al Parque de los pueblos europeos que tenía muy buena pinta. Nosotros visitamos dos sitios obligados si pasas por allí: la Casa de las Juntas (gratis) con una gran significación política y en donde se realizan actualmente plenos de la localidad; y por supuesto el Museo de la Paz donde te ponen en situación (incluyendo simulaciones del día del bombardeo), te cuentan todo lo que pasó en el bombardeo del Gernika y todo lo que eso conllevó (historias de familias, reliquias…). Sin duda algo para no olvidar. Visitar estos dos sitios lleva alrededor de 2 horas y media.

1522055955_2.jpg1522056127_3.jpg

Subiendo hacia la costa visitamos pueblitos pesqueros como Mundaka y Bermeo. Muy recomendable dar una vueltilla por el puerto de cada pueblo.

mundaka.jpg1522056224_5.jpg

Continuando hacia el oeste visitamos el faro de Matxitxako. Un lugar en el que entras en la naturaleza de pleno. Sin gente y donde el camino en coche hasta llegar allí realmente se disfruta si te gusta el paisaje del norte. Eso sí, una vez llegues al faro prepárate para el viento que hace.

1522056320_6.jpg

Siguiendo la ruta, llegamos a una parada imprescindible para los amantes y no tan amantes de Juego de Tronos: el islote de San Juan de Gaztelugatxe. Nosotros aprovechamos para hacer una paradita y comer bocatas por allí. Es importante aclarar que además de ser el famoso lugar de “Rocadragón” también ha sido escenario de piratas, aquelarres y leyendas además de unas vistas con paisajes espectaculares del mar Cantábrico, en cuya cima y tras un ascenso de numerosos escalones se encuentra la ermita de San Juan, patrimonio cultural. Dicen que si pones tu pie en la huella de San Juan te traerá buena suerte.

Existen dos caminos para bajar: el primero es por el que baja y sube la mayoría de la gente y el más empinado; el segundo sin embargo, es un poco más largo aunque con menos pendiente y más conocido por los habitantes de la zona donde su entrada está cortada para coches pero se puede perfectamente pasar andando. En ambos caminos se tarda aproximadamente unas 2 horas entre que bajas y subes a la ermita y recorres el camino de vuelta.

1522056451_7.jpg

Por falta de tiempo no pudimos parar en Bakio aunque recomendamos dar una vueltilla por allí. Lo que sí visitamos fue el pueblo de Plentzia y la playa Muriola (escenario de Juego de Tronos) en Barrika. Siguiendo la ruta también disfrutamos de las vistas de los acantilados de Azkorri, aparcando en el parking del Faro de Punta Galea, y dando una vuelta por allí. Muy recomendable.

8.jpg

Terminando la ruta llegamos al pueblo de Getxo para disfrutar de las vistas (esta vez nocturnas) del puente de Vizcaya.

DÍA 3

Este día está especialmente dedicado para aquellas personas que le gusten los animales y quieran conocer un poco más sobre ellos. Empezamos el día a las 11 de la mañana en el Bird Center situado en Urdaibai. Es un centro de interpretación situado al lado de un humedal fundamental donde aves migratorias que recorren distancias incluso desde Noruega hasta Sudáfrica, aprovechan para descansar y coger fuerzas. Esto permite que durante todo el año existan en el humedal diferentes especies dependiendo de la época.

9.jpg

El centro de interpretación realiza una gran función de conservación, investigación y educación ambiental y te explican muy bien la funcionalidad de los humedales y concretamente el de Urdaibai. La visita finaliza en unos ventanales donde te dejan prismáticos y telescopios para poder ver en directo las diferentes aves que se encuentran en el humedal. Además también posee una torre donde poder ver mejor este panorama natural (la torre está cerrada los martes). La visita dura alrededor de hora y media aunque puedes tomarte el tiempo que necesites.

Continuando el “día animal” y aprovechando su cercanía, visitamos el Refugio de Fauna Salvaje de Basondo. Hay que aclarar que este centro no es un zoológico en sí como pueden pensar algunos. Se trata, como su nombre indica, de un refugio que alberga fauna silvestre amenazada del entorno (corzos, ciervos, gamos, jabalís, ginetas, tejón, rapaces…) y algunas especies que se han extinguido ya en este territorio (lobos, linces o bisontes). Los animales que encontramos allí no se pueden reintroducir de nuevo en la naturaleza por diferentes problemas físicos (alas rotas, cegueras…) y psíquicos (posiblemente producidos por haberlos tenido algún particular). Estos animales sirven como embajadores de su especie ya que tienen un papel clave en la educación ambiental y en la conservación de la naturaleza. Se tarda aproximadamente 2 horas en vistarlo. Aconsejo aparcar en el parking de las cuevas de Santimamiñe, situado al lado.

Tras unos bocatas, continuamos en la zona de Basondo para poder disfrutar del famoso bosque pintado o Bosque de Oma. La ruta para llegar al bosque comienza en el mismo parking y son unos 3 km hasta llegar al bosque. Es una ruta circular en la que comienzas dando una vuelta por el bosque hasta llegar a la zona de los árboles pintados y acabas regresando por pastos y casitas muy típicas del norte. Una vez llegas al bosque pintado hay triángulos en el suelo que si te posicionas en ellos podrás conseguir una perspectiva perfecta para ver la figura que dibujan los árboles pintados. Es recomendable realizarla en ese sentido y no en el contrario por la pendiente de las cuestas, ya que al revés es un poco más complicada. También es aconsejable tener en cuenta las horas de luz y la hora a la que va a anochecer.

10.jpg11.jpg12.jpg

Para terminar nuestro día salvaje regresamos a Bilbao donde probamos otra zona típica de pinchos vascos, la calle Licenciado Pozas. Para llegar hasta allí cogimos el tranvía (dado que ya no nos servía la tarjeta turista nos costó 1.50€) hasta San Mamés. Aprovechamos para ver el estadio por la noche y recorrimos la calle que se encuentra justo al lado. Tras haber probado unos cuantos bares como el Bar Ona mis dos favoritos por precio y calidad de los pinchos son Pozas 46 (1€ por pincho) y el Huevo Berria (2€ por pincho).

DÍA 4

Este día lo comenzamos a las 10 de la mañana en las Cuevas de Santimamiñe, situado nuevamente en Basondo. Recomiendo ir a poder ser los jueves dado que es gratis (el resto de días el precio es de 5€). Estas cuevas albergan desde pinturas rupestres de nuestros antepasados hasta restos de época romana. Su historia es realmente interesante ya que esta cueva ha tenido diferentes usos a lo largo de los siglos. Debido al estado y deterioro de la cueva en los últimos 40 años, se optó por dejar únicamente los primeros 20 m para el público. No obstante han conseguido no perder ni un solo detalle en la visita. La primera parte consiste en recorrer esos 20 m y te cuentan toda su historia, puedes apreciar las huellas del pasado y el deterioro sufrido. Entenderás por qué se tuvo que cerrar. En la segunda parte de la visita realizáis un viaje virtual 3D con una precisión muy real a través de todas las galerías de las cuevas. La visita dura 1h 30’ y sin ninguna duda tengo que felicitar a nuestra guía ya que nos hizo ver por qué visitar estas cuevas se convierte en algo obligado si pasas por allí. Si vais en verano recomiendo reservar con antelación.

Tras este viaje en el tiempo pusimos rumbo a San Sebastián, pasando por diferentes pueblos. El primero es Lequeitio, famoso entre otras cosas, por la isla de San Nicolás que tiene en frente de la playa, a la cual se puede acceder cuando la marea es baja (recomiendo mirar el estado de las mareas ya que si sube te puedes quedar atrapado en la isla). Otra cosa a destacar de este pueblo, aunque no nos dio tiempo a verla, es la Basílica de la Asunción.

14.jpg15.jpg

Una vez terminamos de comer llegamos a la siguiente parada, el pueblo de Zumaia. Es un pueblo de cine ya que en él se encuentra la ermita de San Telmo que aparece en la película “8 apellidos vascos” y justo al lado los acantilados que nuevamente aparecen en Juego de Tronos. Para este pueblo y sobre todo en verano recomiendo investigar un poco sobre las zonas para aparcar, ya que las zonas blancas son únicamente para residentes (en invierno esta restricción no ocurre).

16.jpg17.jpg

La siguiente parada es el pueblo de Zarautz. Su playa es impresionante y una zona muy demandada para los amantes del surf. Además en el paseo marítimo se encuentra el restaurante de Karlos Arguiñano.

La última parada de este día es San Sebastián. Es importante explicar que por el centro es imposible aparcar de manera gratuita puesto que todo son diferentes zonas de pago (azul, azul-verde, azul- rojo y azul-arena). La única manera de aparcar en el centro es en un parking. Si sois como nosotros y no os importa andar un poco os recomiendo salir del centro para aparcar. El Paseo Pío Baroja se encuentra a 15-20 minutos andando y allí se puede aparcar sin ningún tipo de problema.

Para San Sebastián elegimos alojarnos en el Hotel Silken Amara Plaza, el cual se encuentra pegado a la ría.

DÍA 5

Antes de empezar quería aclarar que en San Sebastián, al igual que en Bilbao, también existen tarjetas turísticas de transporte pero en nuestro caso no las utilizamos.

Para comenzar el día fuimos al Aquarium de San Sebastián. Los horarios varían en función de la época del año así que os dejo la página para que le echéis un ojo. Una cosa que me habría gustado saber antes de ir es que este lugar se divide en dos partes: una parte naval y el acuario en sí. Ambas partes son interesantes pero me quedo sin duda con el acuario donde puedes ver diferentes especies del mar cantábrico y otras como el tiburón toro. Puedes atravesar un túnel enorme donde conviven diferentes especies e incluso hay una parte táctil en la que puedes tocar algunos individuos (siempre con respeto). La parte naval es ideal para aquellas personas que les gusten las maquetas, no obstante teniendo el museo naval al lado creo que esta parte sobra en el Aquarium.

Atravesamos la playa de la Concha dando un paseo para llegar a la otra zona. Os recomiendo coger el Funicular del Monte Igueldo. En la cima puedes disfrutar de unas impresionantes vistas además de haber una especie de parque de atracciones en las que pagas por cada atracción que montas. En nuestro caso estaba cerrado por remodelación pero volveremos.

Para comer fuimos al Bar Campus Ondarreta, donde comes perfectamente con un par de raciones a muy buen precio.

Por la tarde debido al mal tiempo optamos por descansar en el hotel, aunque recomiendo si tenéis la suerte de que esté despejado, ir al Palacio de Miramar donde se pueden ver unos atardeceres de película.

Algo indispensable si vais a San Sebastián es, por supuesto, dar una vuelta por el casco antiguo. Tiene muy buen ambiente y cómo no, unos pinchos impresionantes. Después de haber estado en varios sitios mis recomendaciones son el Bar Batzan y Bar Aralar (pinchos de 2, 2.5 y 3€ en ambos). Para finalizar el día y bajar los pinchos recomiendo un paseo nocturno por la orilla de la playa de la Concha.

1522058632_ss3.jpgss4.jpg


DÍA 6

Bien es cierto que los finales no gustan a nadie, así que para finalizar el viaje pusimos rumbo a las Cuevas de Zugarramurdi antes de volver para hacerlo más ameno. Este pueblo os sonará por ser el pueblo de las brujas además de haberse grabado la película "Las brujas de Zugarramurdi". El precio de la entrada son 4.50€ al igual que el precio para el museo, aunque si cogéis las dos cosas os hacen 1€ de descuento. En nuestro caso optamos solamente por visitar las cuevas. En ellas además de contarte su historia y por qué tienen esa fama, disfrutas de un paseo por unas cuevas que son realmente impresionantes por su tamaño y belleza natural.

Para comer elegimos el Bar Restaurante Azketa que se encuentra cerca de las cuevas. El menú son 16,50 € (con IVA incluido) pero tengo que deciros que ya podéis ir con hambre porque acabaréis a reventar de la cantidad de comida que ponen y lo rica que está. Son 16,50 € muy bien aprovechados.

Espero que disfrutéis del viaje tanto o más que nosotros. Desde luego estas dos ciudades os lo van a poner muy fácil.

¿Tenéis algún lugar secreto por allí?¿Algún sitio que queráis compartir?¿Queréis más información o más lugares que queráis conocer? No dudéis en ponerlo por aquí que os ayudaré lo antes posible.

¡QUE TENGÁIS UNA SEMANA SANTA PRECIOSA VIAJERUCOS!